Esbozo biográfico de José Trujillano Carabante, un jornalero de Casares, que fue alcalde con el Frente Popular, exiliado y fallecido en Francia

Texto: Benito Trujillano Mena.
Fuente: Todos los nombres (www.todoslosnombres.org)

José Trujillano Carabante.

José Trujillano Carabante.

José Trujillano Carabante nace en Casares (Málaga) en 1903. Hijo de Antonio y de Ana, trabajadores del campo, pasa su infancia de pastor, espartero y faenas del campo. El servicio militar lo hace en Regulares, interviniendo en operaciones de guerra en el Protectorado de Marruecos. A su regreso contrae matrimonio con Juana Blanco. Trabaja como jornalero y se forja un líder activo y reflexivo, modesto, autodidacta. Lee incansablemente libros de política, sociedad, sindical y cultura general, sacrificando sueño y descanso. En el tajo de trabajo leía los periódicos en voz alta a sus compañeros analfabetos.
Los trabajadores empiezan a organizarse y participa en la fundación del Centro Agrario (1930). “Organización sindical de defensa de los trabajadores contra la insaciable burguesía terrateniente de Casares, que en acuerdo con el Ayuntamiento tenían sometidos a los trabajadores a un régimen feudal”. Para poder participar en política crean la organización La Defensa del Trabajo de Oficios Varios (1931) federada a la UGT y el Centro de Estudios Sociales Juventud Obrera Socialista (1932) de clara tendencia largo-caballerista.
Durante el Bienio Negro (1934-1935) sufre el acoso de los caciques en todos los órdenes: personal, político, social y laboral, fundando la Agrupación Socialista de Casares (1934).
Ganó la Alcaldía en 1936 con el Frente Popular, gracias a la conjunción socialista-republicana de Casares, acompañado por Blas Infante López, maestro representante de Izquierda Republicana. Durante los seis meses de alcaldía el sabotaje al Ayuntamiento fue continuo por parte de los empleados municipales nombrados durante el bienio anterior y los poderes caciquiles. La Patronal Agraria hacía un incumplimiento reiterado de los acuerdos de las bases del Trabajo. La UGT y la CNT de Casares reproducen un enfrentamiento generalizado y como transfondo una huelga agraria indefinida.

Continuar leyendo

Testimonio de Pepa López Sevilla, familiar de la presidenta de la Sociedad de Obreras Sirvientas Renacer y de su hermana, que se exiliaron en Francia

En el marco del proyecto Memoria y Exilio, ofrecemos el testimonio de Pepa López Sevilla, filóloga y familiar de Josefa Sevilla Villanueva, que fue presidenta de la Sociedad de Obreras Sirvientas Renacer, de Ubrique (Cádiz), y de su hermana María, afiliada a la misma entidad, que había sido fundada en 1936, las cuales se vieron obligadas a exiliarse en Francia, huyendo del avance de las tropas franquistas, en 1939.

L’association 24 août 1944 anuncia para 2019 la celebración del 80 aniversario de la Retirada, el exilio de republicanos españoles en Francia

Cartel de l'Associaton 24 Août 1944.

Cartel de l’Associaton 24 Août 1944.

L’association 24 août 1944 difundió el 23 de diciembre de 2018 el siguiente comunicado: “El año 2019 será el año del 80 aniversario de La Retirada, el exilio de 500.000 republicanos españoles que, tras 32 meses de lucha contra los ejércitos franquistas y el fascismo europeo, fueron acogidos con demasiada frecuencia en condiciones indignas por Francia en 1939. También es el 75º aniversario de la liberación de París en el que participaron. Ni víctimas ni mártires, eran un pueblo lleno de esperanza y convicción, enamorado de la libertad y la justicia social. Todo lo que tenían para cualquier tripulación era el coraje para construir un mundo a la altura de sus sueños. Así que seamos sus dignos descendientes y  pongamos modestamente nuestra piedra en el edificio de la justicia.
En 2019, sembremos bajo nuestros pies las flores y los cantos que le faltan a esta tierra para que sea felicidad y alegría para todos. Soñemos y construyamos este mundo sin fronteras y de justicia que tanto deseaban. A lo largo de este año esperamos que muchos de ustedes participaran a esta « obra de memoria » que debe servir al futuro, para evitar el regreso de los dictadores iluminando así la verdad histórica sin complacencia por ningún acontecimiento de la historia.
La associación 24 de agosto 1944 les desea resistencia, justicia y también salud y felicidad para ustedes y para todos aquellos que les son queridos”.

Continuar leyendo

El exilio en Francia de la sindicalista jerezana María Luisa Cobo, en un capítulo de un libro de la colección ‘Regards’, en la Biblioteca de la Casa de la Memoria

El número 13 de la colección Regards, en la Biblioteca de la Casa de la Memoria.

Nº 13 de la colección Regards, en la Biblioteca de la Casa de la Memoria.

La Biblioteca Javier Núñez Yáñez de la Casa de la Memoria La Sauceda alberga una decena de números de la colección Regards, impulsada por el Centre de Recherches Ibériques et Ibéro-américaines de la Université Paris Ouest Nanterre La Défense. En el número 13 de esta serie, titulado Sur le chemin de la citoyenneté, se incluyen las contribuciones de un coloquio celebrado en enero de 2008 sobre mujeres y culturas políticas en la España de los siglos XIX a XXI, que contó con la colaboración del Grupo de Estudios de Historia Actual de la Universidad de Cádiz. Entre estas aportaciones se encuentra el artículo “Las mujeres en el mundo ácrata español: maestras, sindicalistas y resistentes”, de José Luis Gutiérrez Molina. En el mismo se dedica un apartado a la sindicalista María Luis Cobo Peña, nacida en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1900 y que sufrió el exilio francés a partir de 1939. El autor escribe que “María Luis fue en enero de 1939 una de las decenas de miles de personas que recorrieron el penoso camino que las llevó a la frontera francesa. Junto a su compañero logró evitar su internamiento en un campo de concentración durante algunos meses hasta que fueron detenidos y María Luisa trasladada cerca de Besançon. Tras la ocupación alemana y la formación del Gobierno de Vichy fue enviada al campo de Argelès-sur-Mer”.
Esta contribución se incorpora a la web del proyecto Memoria y Exilio porque ilustra uno de los objetivos del mismo: divulgar la tarea de los exiliados andaluces en general y gaditanos en particular en Francia. María Luisa llevó durante su tiempo de refugiada en suelo francés sus ideas ácratas que había defendido durante los años de la Segunda República en España.
Esta obra está catalogada con el número 1774 en la Biblioteca de la Casa de la Memoria, a disposición de las personas interesadas en su lectura.

Incorporado al Archivo de la Casa de la Memoria La Sauceda un intercambio epistolar de la UGT en el exilio en Toulouse

Carta de UGT de Casablanca a UGT de Toulouse, 1953.

Carta de UGT de Casablanca a UGT de Toulouse, 1953.

El Archivo de la Casa de la Memoria La Sauceda se ha nutrido de una documentación reprografiada aportada por el Archivo General de Gibraltar y procedente de la Fundación Largo Caballero en la que se incluye un intercambio epistolar entre el secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT) de Toulouse (Francia), Pascual Tomás, y el secretario del grupo departamental de Marruecos Occidental de la UGT de España en el Exilio, con sede en Casablanca, Miguel Peydro, fechado en 1953. Entre las cartas incorporadas al Archivo se encuentra un informe redactado por un militante de la organización ugetista de Jaén, Alfonso Fernández, que se lo remitió desde Sevilla a Peydro y que éste reenvió a Tomás el 6 de mayo de 1953. En dicho informe se dice: “Es notorio que el régimen franquista se mantiene a fuerza de crímenes y estafas (…). Sin embargo, los timos, las estafas y los engaños del siniestro franquismo no son tan conocidos. Vamos a señalar hoy el robo de que son objeto los trabajadores de La Línea con el pretexto de la creación de una mutualidad que constituye una burla cruel e intolerable para los trabajadores”. Según este escrito, unos 11.000 trabajadores de La Línea iban diariamente a Gibraltar para trabajar en la colonia británica. La denuncia decía textualmente: “El término medio de los jornales semanales percibidos por esos obreros es el de tres libras. Pues bien, cada trabajador debe cambiar obligatoriamente todo el importe íntegro de su trabajo en las oficinas del Banco de España colocadas en a frontera y al efectuar ese cambio los empleados del Banco le retienen del salario a cada obrero 5 pesetas por libra cambiada, es decir, unas 15 pesetas semanales destinadas a la Mutualidad fantasma. De esta forma semanalmente van a la caja de la Mutualidad 165.000 pesetas, lo que asciende al año a la suma de ocho millones y medio de pesetas (…). ¿Qué es lo que se hace con esos ocho millones y medio de pesetas que anualmente se roba a los trabajadores? Una parte de esa fabulosa cantidad sirve para pagar sueldos a los falangistas empleados en ese inútil organismo (…). La otra parte de los ingresos debe perderse entre los dirigentes de la CNS para ir engrosando sus fortunas personales (…). La Mutualidad de la que estamos hablando no produce ninguna clase de beneficios ni ventajas a los obreros de La Línea (…)”.
Este documento se incorpora a la web Memoria y Exilio porque coincide con uno de los objetivos de este proyecto, la divulgación de la tarea del exilio republicano español en Francia.

Artículo periodístico sobre el brigadista internacional Virgilio Fernández, de familia andaluza, que estuvo recluido en el campo de concentración francés de Saint Cyprien

Virgilio Fernández (Foto: Rebelión).

Virgilio Fernández (Foto: Rebelión).

El periódico digital Rebelión publicó el 20 de diciembre de 2018 un reportaje firmado por Carlos de Urabá sobre el brigadista internacional Virgilio Fernández, de familia andaluza, que estuvo recluido en el campo de concentración de Saint Cyprien, en el sur de Francia, tras cruzar la frontera al caer Cataluña en manos del ejército franquista. Este artículo se publica con motivo del centenario del nacimiento de este militante republicano, y se trae a colación en la web Memoria y Exilio por ilustrar uno de los objetivos de este proyecto: divulgar la labor de los exiliados de origen andaluz en Francia. Según este reportaje, Virgilio Fernández nació en Larache (Marruecos), aunque era de familia andaluza, pues sus progenitores eran, respectivamente, de Cabra y Sevilla. Tras cursar sus estudios de enfermería en el hospital de la Macarena de Sevilla, se especializó en Cádiz como auxiliar médico. Posteriormente, su familia se trasladó a Madrid y él continuó sus estudios de enfermero en el Hospital la Princesa. Tras el golpe militar de 1936, prestó servicios de sanidad en las milicias populares del frente de Somosierra. Se incorporó a la Columna Mangada y posteriormente se integró en el batallón Dombrowski de la XIII Brigada Internacional,  constituida por voluntarios polacos. En los momentos finales de la guerra civil, se encontraba de servicio en el hospital de Sant Pau atendiendo a los heridos provocados por los bombardeos de la aviación italiana, pero ante el avance del ejército franquista se vio obligado a marchar con dirección a la frontera francesa. El articulista escribe: “Nada más cruzar la aduana francesa los gendarmes condujeron a Virgilio y sus compañeros al campo de concentración de Saint Cyprien en el que rodeados de alambres de púas se hacinaban miles de combatientes republicanos. Al drama del exilio se unía la humillación de ser tratados como peligrosos criminales constantemente vigilados por guardianes coloniales marroquíes o senegaleses. Bajo condiciones extremas; sin comida, sin agua, sufriendo el frío, la lluvia y la mala alimentación hizo que muchos murieran de hambre o enfermedades”. El reportaje explica las vicisitudes por las que atravesó hasta embarcar rumbo a México, donde reside. Este artículo de Rebelión se incorpora en formato pdf al fondo hemerográfico del Archivo de la Casa de la Memoria La Sauceda.

Testimonio de un anarquista de Los Barrios sobre su exilio en Francia

Francisco Serrano, con José Manuel Algarbani.

Francisco Serrano, con José Manuel Algarbani.

El proyecto Memoria y Exilio rescata un reportaje publicado el 22 de agosto de 2008 en Las Noticias de la Villa por el historiador José Manuel Algarbani sobre Francisco Serrano, ciudadano barreño que tenía 20 años cuando estalló la guerra civil española. Anarquista, miembro de la CNT, tenía sueños de libertad, justicia y de solidaridad. Sobre Francisco Serrano ya se publicó en esta web una reseña de su libro El diario de un aburrido.

Texto: José Manuel Algarbani
Fuente: Noticias de la Villa
(22/8/2008)

La guerra civil trajo entre otras consecuencias la huida al exilio de un buen numero de campogibraltareños. Francisco Serrano fue uno de ellos. Este ciudadano barreño tenía 20 años cuando estalló la guerra civil española. Anarquista, miembro de la CNT, tenía sueños de libertad, justicia y de solidaridad entre los hombres y mujeres. Creyó, como muchos, que la época de la II República española era el contexto idóneo para desarrollar estas ideas. Miembro activo de la CNT durante la República, luchador en distintos frentes de España durante los tres largos años de la guerra civil, la victoria de Franco le obliga a exiliarse en Francia. Como bien explica Francisco Serrano, vivió su exilio con una constante intranquilidad.
Los campesinos andaluces adquirieron una cierta instrucción gracias a los sindicatos obreros que se propagaron en las primeras décadas del siglo XX. En esta fuente bebió Francisco Serrano Gómez, una enciclopedia ambulante, que según su propio testimonio, desde niño o apenas adolescente, como muchos otros, debió formarse de manera autodidacta fuera del sistema creado para los privilegiados.
A finales de octubre de 2007, impreso y editado en Burdeos, apareció en español un mas que interesante libro en el que Francisco Serrano cuenta su larga, intensa y dilatada vida. Con el título El diario de un aburrido. Niñez, juventud, retirada y exilio de un republicano español en Francia.
El libro que no se ha distribuido en España, viene acompañado de un muy interesante documental en DVD sobre su dilatada vida y la de otro compañero (de Aragón) exiliado como él en Francia, titulado Un exilio español. Una constante intranquilidad.

Continuar leyendo